Contactanos 

Telefono: 6334084

Correo electronico:

psantotomasbecket@arquibogota.org.co

misiones

Octubre Mes De Las Misiones y del Rosario

La Iglesia Católica vive el mes de octubre dedicado mundialmente a despertar el Espíritu Misionero en los fieles, con gestos de solidaridad hacia los 200,000 misioneros que entregan sus vidas por el anuncio del Evangelio en el mundo.
Durante este mes, llamado "Mes de las Misiones" se intensifica la animación misionera, uniéndonos todos en oración, el sacrificio y el aporte económico a favor de las misiones, a fin de que el evangelio se proclame a todos los hombres.

Al misionero se le pide ser una persona audaz y creativa, libre, sin las cadenas de la mundanidad, que tenga una espiritualidad fundamentada en Cristo y que sea un profeta de la Misericordia, aseguró el Papa Francisco.

1.- Audaces y creativos

Al misionero se le pide ser una persona audaz y creativa”, indicó. “No vale el cómodo criterio del ‘se ha hecho siempre así’. No vale. Replanteaos los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos de vuestra misión”.

2.- Libres

Al misionero “también se le pide que sea una persona libre, que viva sin nada propio. No me canso de repetir que la comodidad, la pereza y la mundanidad son fuerzas que impiden al misionero ‘salir’, ponerse en camino y, en definitiva, de compartir el regalo del Evangelio”.

3.- Sin las cadenas de la mundanidad

“El misionero no puede ponerse en camino con el corazón lleno de cosas (comodidad), con el corazón vacío (pereza) o en búsqueda de cosas ajenas a la gloria de Dios (mundanidad). El misionero es una persona libre de todos esos pesos y cadenas”.

El misionero es “una persona que vive en un camino constante de conversión personal y que trabaja sin cansancio hacia la conversión pastoral”.

4.- Espiritualidad fundamentada en Cristo

Por otro lado, explicó Francisco, “al misionero se le pide que sea una persona en la que habite el Espíritu Santo. Es el Espíritu el que recuerda a los discípulos todo aquello que Jesús dijo, el que les enseña, el que les da testimonio de Jesús y el que les conduce a dar en toda ocasión testimonio. Aquello que se le pide al misionero es que sea una persona dócil al Espíritu”. “Al misionero –continuó– se le pide que tenga una espiritualidad fundada en Cristo, en la Palabra de Dios en la liturgia”.

5.- Profetas de la misericordia

Como Se Reza El Rosario

Desarrollo por San Pablo Multimedia